Sobre mí

El fuego, el agua, la tierra, el aire….elementos de la naturaleza que me han acompañado toda mi vida y que cambiaron su significado cuando empece a conocer y a amar la cerámica.

La combinación de estos cuatro elementos, junto con la creatividad y el buen hacer de muchos alfareros y ceramistas que me precedieron, me ha llevado al tiempo y lugar en el que ahora me encuentro .

Cuando empece a hacer cerámica no conocía muchas de las cosas que ahora conozco, ni las valoraba, ni sabía como expresar y relatar muchas vivencias…ahora lo sé.

 La cerámica se ha convertido en mi forma de expresión además de en mi pasión, en una parte muy importante de mi vida que me ayuda a contar muchas cosas que no sabría expresar de otra manera, a intentar transmitir muchos de mis sentimientos y emociones.

La arcilla, la tierra, el barro como material plástico, como elemento principal de un proceso creativo que surge tras vivencias y experiencias , unas de la vida cotidiana , otras de las cosas sencillas que tenemos delante y a veces no apreciamos ,o incluso de las experiencias más duras a las que nos podemos enfrentar en la vida, me sirven como fuente de inspiración. La belleza de una flor, el azul del mar, el sonido del aire rozando las copas de los árboles, los colores del otoño, un niño diciendo » mamá», las arrugas de un anciano, una mirada, un gracias, un por favor, un adios…despiertan sensaciones que quiero transmitir y plasmar con las formas, texturas, colores…que tengo a mi disposición, con los materiales con los que trabajo y que finalmente el fuego, ese fuego que también destruye, consigue transformar en creaciones vivas.

La cerámica como forma de expresión, como camino de mis  emociones, como forma de compartir con los demás mis pensamientos , cambió mi vida y me ayudó a encontrarme a mí misma y a conocerme mejor, por eso mis piezas llevan todas algo de mí, todas contienen un pedacito de mi alma.

Mayte Brotóns

MayteBrotons (218) bn