LA CERÁMICA Y YO

La cerámica y yo nos conocimos bastante pronto , en mi casa había muchas piezas de alfarería tradicional a la que mis padres eran muy aficionados, pero hasta hace unos años nuestra historia de amor no empezó oficialmente.

Cuando comence a hacer cerámica hace ya unos …ejem, ejem, cuantos años , como 15 más o menos, nunca pensé que ahora , tanto tiempo despues, estaría aquí contándote esto. Lo que empezó como un hobby se ha convertido en una de las facetas más importantes de mi vida.

El primer contacto que recuerdo fueron los botijos que mi padre compraba todos los verano en Agost (ALICANTE) , pueblo Alfarero por excelencia. Me encantaba ver al alfarero en el torno, había algo mágico que me hipnotizaba y pensaba, algún día aprenderé.

Ese recuerdo me ha acompañado toda la vida como uno de los mejores de mi infancia ,por eso  cuando ya fui mayor, había acabado mi carrera universitaria y estaba ya trabajando, un buen día , no sé porque , decidí empezar a recibir clases. Busque un taller cerca de casa y  descubrí lo que era una arcilla de alta y otra de baja, lo que era un esmalte , a hacer churros, a que los hornos cerámicos son diferentes al horno de la cocina…. y un monton de cosas más. ¿Queréis ver mi primera pieza?

 

Primera pieza

 

La hice con arcilla roja y churros, fue mi primera experiencia con la arcilla y aun recuerdo la  impresión al tocarla por primera vez.

Y la segunda ¿la queréis ver?

FullSizeRender (2)

Aquí utilice arcilla refractaria de alta y engobes, dos elementos muy presentes en mis trabajos actuales.

Poco a poco fui aumentando el número de horas de clase, comprándome libros, probando esmaltes, haciendo cursos,  visitando talleres en mis viajes … cada vez más y más , hasta que un  día me empece a dar cuenta que esto me gustaba mucho, demasiado….más que la carrera que había estudiado, después de lo larga y dura que fue, por mi cabeza empezó a aparecer la idea de hacer esto más oficial, dedicarle más horas aprender más en serio….

Así que reduje mi jornada laboral , y me fui a estudiar a la Escuela de Cerámica de Madrid, primero a la Escuela de la Moncloa y luego a la Escuela Francisco Alcántara, donde además de aprender, hice buenos amigos y pase momentos inolvidables. Después de esto, la idea de la dedicación exclusiva e intentar que esto fuera mi medio de vida empezó a tomar sentido.

Y aquí estoy, deje mi trabajo, una decisión difícil, y empece a trabajar sólo en cerámica, creando, diseñando, torneando, esmaltando….y aunque no ha sido nada fácil llegar hasta aquí , gracias al apoyo incondicional de mi marido, mi familia y muchos buenos amigos, he seguido para delante con miedos e incertidumbre, lógicamente, pero sobre todo muy, muy feliz de haber conseguido cumplir uno de mis sueños.

GRACIAS POR TÚ VISITA.      Logo sin fondo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *